instrucciones.gifGÉNERO INSTRUCCIONAL

Cuando compramos un nuevo aparato o un juguete para armar, nos sentimos un poco desorientados porque no sabemos qué hacer.
Esos objetos suelen venir acompañados por una hojita salvadora: es la hoja de las instrucciones.
Un juego de mesa, un televisor nuevo, una sopa instantánea, vienen acompañados por sus instrucciones.
Los textos que dan instrucciones son cuidadosos y protectores. Paso a paso, nos van diciendo lo que hay que hacer para lograr lo que nos hemos propuestos.

¿Cuál es el objetivo de las instrucciones?

Ser útiles y, sobre todo, ser comprendidas por las personas que las leen.
Las instrucciones son textos muy atentos al receptor, le hablan directamente diciéndole cosas como: corte, pique, raye, siga, venga, etc. Cuando saben que viene una parte difícil, le llaman la atención con expresiones como:CUIDADO, PRESTE ATENCIÓN, LEA ATENTAMENTE.cartel_ayuda.gif
A veces lo tratan de usted, de tú o de vos, pero nunca lo olvidan porque las instrucciones son textos apelativos.
Los textos apelativos son textos que se dirigen a un receptor para decirle qué hacer.

Claros y ordenados

La información que se presenta en un instructivo debe ser:
  • OBJETIVA: en una receta de cocina, por ejemplo, se enumeran los pasos a seguir sin incluir el modo de pensar o sentir del emisor.
  • LÓGICA: los hechos se presentan en un orden lógico. Ese orden suele estar marcado por ciertos conectores: y, después, luego, al mismo tiempo, etc.
  • SECUENCIADA: la información se ordena temporalmente. Por lo general, ese orden es cronológico: se describe qué se debe hacer primero y qué, después.
.